martes, noviembre 09, 2010

OTRA DE INVITACIONES



Se acerca el momento y… ¡hay que enviar las invitaciones de boda!


Cómo, cuándo, cuántas tengo que encargar, te surgirán mil preguntas. Lo importante, que tienes fecha para la boda y claro el diseño de las invitaciones, lo demás es muy sencillo!





Antes de pensar en el envío de las invitaciones de boda debes tener claro cuantas necesitas. Para dar con el número de invitaciones, divide el número total de invitados entre dos y súmale un 20% – normalmente la gente va en pareja – y añádele un margen de 25 invitaciones – la que te quedas de recuerdo, con la que se queda tu madre, las que das en mano, las que te va a devolver Correos, etc.



Encarga las invitaciones nada más anunciar tu boda. Es preferible tenerlas en casa y decidir cuando las mandas, que estar pendiente de que te las entreguen. Pueden surgir imprevistos de última hora que alteren tus nervios, como que haya un error a la hora de imprimir o que el texto tenga cualquier errata o confusión.


Lo habitual es enviar las invitaciones dos meses antes de la boda, pero ten en cuenta que si te casas un día hiper señalado en el calendario de fiestas, deberás enviar las invitaciones mucho antes si no quieres que la mayoría de tus invitados se quede sin hotel en caso de que sean fuera de la ciudad donde te casas.



Para los sellos de las invitaciones, lleva el sobre a Correos para que te lo pesen y te den los que necesites. No te olvides de hacer lo mismo con el sobre de contestación. ¿Un plus? Si eres detallista métete en http://www.correos.es/ y diseña tu propio sello con el dibujo que mas te guste: la finca dónde que te casas o algún detalle especial de tu boda como ya os enseñamos en otro post.



Al escribir las direcciones en las invitaciones, hazlo con una pluma. Puedes comprar tinta en la misma tonalidad que el forro del sobre, quedará ideal.


Nunca, nunca, nunca, utilices un bolígrafo normal, menos después del fortunón que te has gastado en las invitaciones.



No te olvides de incluir el remite, es muy importante, porque si mandas alguna invitación con errores en la dirección y no lo incluyes, Correos no sabrá donde devolverlas y tú no sabrás a que invitado no le ha llegado.


Hazte con una barra de pegamento de toda la vida para pegar los sobres es superpráctica, recuerda que chuparse 100 o más sobres no es agradable y puedes acabar con una sobredosis de pegamento.


¿El lacre? Si no lo manejas y no quieres incendiar tu casa olvídate, además si no queda perfecto se ve desordenado y estropearía el diseño de las invitaciones.


Si hay algún cambio de última hora, por ejemplo el horario de la misa y ya has enviado las invitaciones, soluciónalo enviando una tarjeta mona con un texto muy cómico advirtiéndolo.

1 comentario

bodabook dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Mucho mas que bodas
Maira Gall