lunes, enero 11, 2010

LO QUE NO PUEDES DEJAR ATRÁS

En las últimas horas antes de la boda, todo se convierte en nervios, llamadas de teléfono a nuestros proveedores, consejos de los familiares y amigos y como no retoques de última hora para estar esplendidas en el gran día, no queremos que nada falle y mucho menos nuestra imagen y presencia, todo debe ser tal y como lo habíamos imaginado.

Pero también es muy importante que tengas en cuenta, que durante la ceremonia y sobre todo durante la celebración, quizás necesites unos pequeños retoques de vez en cuando, para que tu imagen sea perfecta durante todo el evento.

Y para conseguir esto, es importante que prepares una bolsita con algunos elementos que te serán de gran utilidad, y que podrás encargar que lleve alguna amiga, familiar, o la persona que más te ayudó en todos los preparativos, que seguro que en ese momento también estará pendiente de ti permanentemente y se preocupará por que estés perfecta.






Una de las cosas que no deben faltar en esa bolsita, son las toallitas desengrasantes para la piel que en la actualidad podrás encontrar en cualquier perfumería, y que no se trata más, que de pequeños pañuelitos, que logran hacer desaparecer la grasa de tu piel, para matizarla y dejarla resplandeciente.

Debes llevar también unos caramelos de menta o chicles, para refrescar tu aliento siempre que lo necesites, aunque bien es cierto que lo de la novia masticando chicle nunca ha quedado demasiado glamuroso, así que si puedes elegir opta por los caramelos mentolados o en su defecto por los spray para el aliento.







También es importante, que lleves un botecito spray con el perfume elegido para la ocasión, pues con las horas, se irá desvaneciendo, y tus invitados no pararan de acercarse a ti, para besarte y felicitarte, por lo que agradecerán mucho que huelas bien.

Y si quieres retocarte el maquillaje, intenta no usar sombras o polvos, reduce al máximo esta clase de mejoras, y opta sólo por los toquecitos de color en los labios.

Si tu pelo está recogido, no olvides llevarte algunas horquillas más de las que llevas en la cabeza, pues puede que se te caiga algún mechón que otro, que podrás dejar como si no hubiera pasado nada, con ayuda de tus amigas o tus hermanas.

Y si vas con tacones altos, lo mejor es que lleven en el bolso para ti, unas bailarinas en el mismo color de tu vestido, para que altas horas de la noche, cuando te apetezca bailar, el dolor de pies, no te estropee la noche más importante de tu vida, de todas formas, quedarás perfecta, con esta clase de zapatos.

Seguro que con estos pequeños secretos, terminarás la jornada, tan radiante como la empezaste.

Y todo llega a su final, y tu boda por desgracia también lo hará, y por muy cansada que estés, hay algo que no debes dejar pasar, dedícate unos momentos para desmaquillarte y aplicarte una crema hidratante y anti estrés, quítate el peinado, y date una ducha relajante, para posteriormente aplicarte unos aceites esenciales en tu piel, y también en tus pies que habrán sufrido mucho.

No hay comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Mucho mas que bodas
Maira Gall