martes, junio 16, 2009

COMO ACERTAR CON EL MENU

Entre tanta variedad de aperitivos y de menús necesitarás una serie de consejos que te ayuden el la elección de tus platos.
Aqui te damos unos cuantos.

El objetivo a la hora de acertar con un menú es elegirlo de manera que se adapte a cada tipo de evento o celebración, y en nuestro caso a nuestra boda.
Las comidas deben ser equilibradas, un par de platos que se complementen y unas entradas a modo de cóctel, para terminar con un postre puede ser lo más adecuado.
Es fundamental conocer los productos que integran cada plato, para evitar comidas demasiado ligeras o demasiado pesadas; por ejemplo si el primer plato ha sido una crema evite en el plato principal lo componga una salsa cremosa en una cantidad considerable.
Es mejor ofrecer la repetición de un plato que servir platos excesivamente llenos, la idea es ofrecer un menú variado y no conseguir cansar rápidamente a nuestros invitados de comer mucha cantidad del mismo alimento, por muy rico que esté.
No es necesario contar con mucho dinero para preparar un buen menú. Con poco dinero también se pueden preparar platos exquisitos que dejen satisfechos a los comensales, pero si lo que desea es agasajar a sus invitados deberá soltarse un poco más el bolsillo, ya que no sólo usted buscará una materia prima en sus platos más original o exótica, sino que pedirá que éstos tengan una mayor elaboración en su presentación, y por consiguiente todo esto hará que el precio se eleve.
No es lo mismo una cena de verano que es más ligera y fresca, que una comida de invierno donde los platos son más consistentes y fuertes.

De todas formas todos los platos se servirán a una temperatura adecuada ya que no hay nada más desagradable que tomar un plato frío o recalentado.
Entre los alimentos a elegir para la cena están los pescados blancos, las carnes suaves o las ensaladas, ésta siempre será más ligera que una comida.

Una vez elegido el menú, deberá elegir el orden de servicio de los platos. Los alimentos más suaves se sirven al principio y los de más sabor y más fuertes después. De esta forma los caldos, consomés y pescados van antes que las carnes.
A partir del menú se elegirán también los vinos, primero se servirán los más jóvenes y luego los de más cuerpo.

Aunque el gusto de cada uno debe primar sobre cualquier norma a la hora de elegir vino para cada comida, hay alguna norma fundamental que hay que tener en cuenta a la hora de seleccionar vinos para determinados tipos de comidas.

Según dicen los expertos, los blancos y/o rosados deben servirse antes que los tintos. Los vinos ligeros deben beberse antes que los que tengan mucho cuerpo ya que, de lo contrario, el sabor de éste matará el del vino más suave. Del mismo modo, se recomienda que los vinos fríos se ofrezcan en la mesa precediendo a los vinos templados.
En resumen, cuando se es el anfitrión y se quiere quedar bien con todos los invitados, además de decorar la mesa de forma elegante debe pensar en la elección de unos platos que resulten agradables tanto a la vista como al estómago (un alimento apetecible contribuye a que se coma de buen grado y se asimile mejor), para ello no está de más tener en cuenta los gustos o preferencias de nuestros invitados, en la medida que se conozcan.


Por otro lado, si alguno de sus invitados está a régimen o es vegetariano por ejemplo, sería todo un detalle elaborar un menú especial, seguramente ellos se lo agradecerán.

No hay comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Mucho mas que bodas
Maira Gall